fbpx Saltar al contenido

Convive con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia

Convive con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia
Inicio ¬Ľ Tailandia ¬Ľ Convive con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia

Tiempo de lectura: 6 minutos

Elefantes en el Triángulo Dorado de Tailandia. Desde el momento en que escuché sobre la experiencia de una noche ofrecida por Anantara Golden Triangle Elephant Camp & Resort, pasar la noche con los increíbles paquidermos del sudeste asiático había estado en la parte superior de mi lista de deseos.

Respondí con un rotundo sí y me dirigí al norte de Tailandia para vivir una aventura inolvidable.

Cena Con Gigantes

Mi viaje comenzó con el Dining By Design del resort, instalado en un arrozal en medio del Triángulo Dorado de Tailandia. Podía ver las orillas de Laos y Myanmar a lo lejos desde mi habitación de hotel en el Triángulo Dorado de Anantara, pero en el romántico pabellón de té en medio del verde arrozal, todo lo que podía ver era el verde de la jungla circundante.

Pero antes de que pudiera sentarme a comer, dos de los invitados a la cena devoraron los plátanos, con cáscara y todo. Dos elefantes y sus mahouts (manejadores de elefantes tailandeses) habían venido a recibirnos en el claro remoto.

Posiblemente en la experiencia de cena m√°s grande de mi vida, me animaron a colocar un pl√°tano en la trompa de uno de los elefantes de 2 toneladas mientras mis compa√Īeros de cena humanos alimentaban al otro elefante con ca√Īa de az√ļcar. Ambos bocadillos parec√≠an ser un gran √©xito entre los elefantes; inmediatamente se metieron la comida en la boca y luego extendieron sus largas prob√≥scides hacia afuera para que pudi√©ramos entregar m√°s golosinas.

Una experiencia inolvidable con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia

Cena Con Gigantes

Todo el tiempo, no podía dejar de maravillarme por el hecho de que estaba parado a centímetros de un enorme elefante asiático, dándole de comer con la mano. La experiencia es parte de la misión de The Golden Triangle Asian Elephant Foundation de rescatar elefantes de las calles de Tailandia. Todas las actividades en el resort han sido creadas para que los huéspedes puedan conocer los esfuerzos de conservación de la fundación. El complejo es un entorno seguro y natural para que vivan los elefantes. También es un refugio para los mahouts, que en la mayoría de los casos han cuidado a los paquidermos desde su nacimiento.

Como parte de la actividad m√°s reciente de la fundaci√≥n, pude dormir junto a los elefantes en el nuevo Jungle Bubbles del resort. Esa podr√≠a haber sido la √ļnica experiencia para rematar mi comida con los elefantes.

Pasar la noche en una burbuja de la jungla

Pasar la noche en una burbuja de la jungla

Anantara es el primer resort del mundo con c√ļpulas transparentes que permiten a los hu√©spedes dormir cerca de los elefantes. Desde el anochecer hasta el amanecer, Jungle Bubbles ofrece una vista de 180 grados que te permite sumergirte por completo en el mundo de los elefantes.

Justo despu√©s del arrozal, las Burbujas surgieron del arbusto verde. Hab√≠a dos de ellos instalados en una plataforma de madera de teca separada por una valla alta de bamb√ļ. Cada uno ten√≠a un ba√Īo no transparente adjunto. Tres elefantes pasaron la noche en el recinto selv√°tico contiguo. El recinto estaba rodeado por una cerca el√©ctrica, por lo que los elefantes no pod√≠an caminar hasta la plataforma, pero a√ļn ten√≠an mucho espacio para comer, jugar y pasear durante la noche.

Tenemos otros artículos que también te pueden interesar:

Las Jungle Bubbles son lugares completamente inmersivos y completamente seguros para observar a los elefantes en su h√°bitat natural. Me sent√≠ seguro en mi peque√Īo globo, pero todav√≠a me sent√≠a como si estuviera en medio de toda la acci√≥n. Lo que es m√°s, las burbujas son real y verdaderamente burbujas. Esperaba estructuras esf√©ricas de vidrio o pl√°stico, pero son infladas (¬°si no mantienes las puertas cerradas, se desinflar√°n!), ecol√≥gicas y completamente plegables para que no dejen huella en el medio ambiente si el resort alguna vez decide moverlos.

Completamente a gusto en mi entorno, observé la puesta de sol y los elefantes se estrujaron y chillaron en un charco de lodo que rápidamente se convirtió en una piscina profunda mientras se desplomaban repetidamente en la sustancia pegajosa.

Algo que volvería a repetir

Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia

Había algo fascinante en el crujido de las hojas y las ramas, e incluso los ruidos digestivos se convirtieron en un relajante ruido de fondo. (Los elefantes asiáticos comen alrededor de 300 libras de comida cada día, masticando hasta 22 horas al día, por lo que están en un estado constante de digestión).

Estaba feliz de que mi experiencia con la cena fuera práctica, porque no se me permitía alimentar o interactuar con los elefantes por mi cuenta. (Aunque se incluye una cena de picnic con una estadía de una noche, la experiencia Dining By Design en el arrozal es adicional).

Por la ma√Īana, estaba realmente triste de despedirme de mis amigos de la hora de dormir. Poder observarlos, sin ser molestados, durante una noche entera fue una experiencia que atesorar√© por el resto de mi vida. Pero ahora que s√© que puedo cenar con elefantes, sin mencionar que tengo una fiesta de pijamas con ellos, ya estoy planeando otra noche, espero que esta vez con amigos para compartir la aventura para que podamos revivir los recuerdos juntos mucho despu√©s de que he vuelto a casa.

Llegando al Tri√°ngulo Dorado

Llegando al Tri√°ngulo Dorado

La parte más desafiante de mi visita fue llegar a Tailandia. No hay vuelos directos desde Estados Unidos a Bangkok, por lo que todos los viajes implican una escala. He visitado el país dos veces; la primera vez volé a través de Taipei, Taiwán, en EVA Air, y la segunda vez viajé vía Tokio en Japan Airlines. Ambas opciones tomaron alrededor de 22 horas con una escala de aproximadamente 3 horas.

Despu√©s de llegar a Bangkok, es un vuelo de aproximadamente 90 minutos hasta el Aeropuerto Internacional de Chiang Rai, y luego una hora para llegar al Tri√°ngulo Dorado. La √ļltima hora es, con mucho, la mejor parte del viaje, ya que implica un r√°pido paseo en bote de cola larga por el r√≠o Mekong que ofrece vistas fascinantes de los templos, el ganado y la arquitectura de Myanmar, Laos y Tailandia.

Cuando llegué al muelle privado del resort, los elefantes estaban esperando en las orillas y, la verdad, inmediatamente me olvidé del arduo viaje para llegar allí.

Qué saber antes de ir

Qué saber antes de ir al triángulo dorado

Para aprovechar al m√°ximo su viaje al Tri√°ngulo Dorado, considere primero superar su jet lag en Bangkok. De esa manera, estar√° bien despierto y listo para sus aventuras con elefantes cuando llegue al norte.

Aunque la mayor parte de Tailandia es cálida (bastante cálida, en realidad, nunca he experimentado temperaturas más bajas de 90 grados en las ciudades), hace frío en el Triángulo Dorado por la noche, así que traiga una capa cálida para que pueda sentarse en la noche y escuchar a los elefantes masticar su camino a través de la noche.

Resumen
Convive con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia
Nombre del artículo
Convive con Elefantes en el Tri√°ngulo Dorado de Tailandia
Descripción
Convive con Elefantes en el Triángulo Dorado de Tailandia, pasar la noche con los increíbles paquidermos del sudeste asiático.
Autor
Publisher Name
motordeviajes.com
Publisher Logo
Configuración