Catacumbas de Roma: Un viaje fascinante a la historia bajo tierra

Visitar cualquiera de los túneles subterráneos que conforman las catacumbas de Roma es una experiencia fascinante. Aquellos que no son fanáticos de los espacios reducidos y que tienen claustrofobia pueden necesitar saltarse esta atracción porque no es para los pusilánimes.

Las catacumbas se componen de cientos de pasajes subterráneos, cuyas paredes se utilizaban para enterrar a los muertos. Aquí fueron enterrados decenas de mártires cristianos y desde entonces los lugares de enterramiento se han convertido en santuarios.

Las catacumbas son una parada obligatoria para todos los aficionados a la historia y inamorados de la Ciudad Eterna. Sigue leyendo para descubrir qué catacumbas corresponden a los primeros cristianos.

Importancia histórica y legado de las catacumbas de Roma

Importancia histórica y legado de las catacumbas de Roma

En la antigua Roma, los lugares de enterramiento estaban prohibidos dentro de las murallas de la ciudad. Esto significó que los cristianos del siglo II no podían enterrar a sus muertos, por lo que comenzaron a construir una red de túneles subterráneos justo en las afueras de la ciudad. La palabra ‘catacumba’ proviene de la palabra griega katà (bajo) y kymbe (cavidad) y sus orígenes se remontan a los primeros cementerios que se colocaron cerca de cuevas naturales. El sistema subterráneo de túneles y galerías se fue haciendo más extenso con el paso del tiempo.

Cuando el emperador romano Constantino I promulgó el Edicto de Milán en 313 para otorgar a los cristianos un estatus legal dentro del Imperio Romano, la práctica de las catacumbas el entierro comenzó a decaer hasta quedar totalmente abandonado.

Roma fue sometida a una serie de incursiones a partir del siglo IX por lo que se decidió trasladar bajo tierra las reliquias de los primeros cristianos mártires y papas a las basílicas aéreas para su custodia. Poco a poco los loculi (tumbas murales) fueron vaciándose y las catacumbas fueron quedando en el olvido hasta su redescubrimiento en el siglo XVI. Desde entonces, los arqueólogos han encontrado más de 30 catacumbas diferentes. Las inscripciones de las losas cuentan la historia de las increíbles dificultades que tuvieron que soportar los primeros cristianos hasta ser reconocidos legalmente por el Estado.

Las catacumbas más fascinantes de Roma

Las catacumbas más fascinantes de Roma

La antigua carretera de Via Appia Antica recorre 540 km al sureste desde Porta San Sebastiano (Roma) hasta la ciudad portuaria de Brindisi en el Mar Adriático. La construcción comenzó en el 312 d.C. y sigue siendo una de las calzadas romanas mejor conservadas. La primera parte de la Vía está flanqueada por cipreses, ruinas romanas y las catacumbas más fascinantes en un entorno impresionante que vale la pena explorar a pie.

Catacumbas de San Sebastián

Construido entre los siglos III y V, este fue el primer lugar de enterramiento cristiano designado catacumba. Hay cuatro niveles de galerías subterráneas que fueron excavadas en el subsuelo de piedra caliza y los loculi están cerrados con losas de mármol o tejas de terracota.

El complejo alberga una basílica cristiana que fue construida entre los siglos IV y VIII a> siglos. Se cree que St. Pedro y San Pablo fueron enterrados en las catacumbas debajo de la basílica y por eso se convirtió en un lugar de peregrinación. En el siglo XVI la basílica recibió el nombre de San Sebastián, el tercer patrón de Roma que había sido ejecutado en el siglo IV. =IX siglo y cuyos restos reposan aquí.

Catacumbas de San Calisto

Las catacumbas y más visitadas de Roma ocupa 15 hectáreas y 20 km de túneles subterráneos. Las catacumbas están situadas en cuatro niveles que llegan hasta 25 m bajo tierra y sólo han sido exploradas parcialmente.

Las catacumbas fueron fundadas en el siglo IInd y recibieron el nombre del Papa Calixto. Representan el primer cementerio oficial de la Iglesia Católica Romana. Los arqueólogos han identificado más de medio millón de tumbas que datan del período comprendido entre los siglos II y V. El sarcófago fue trasladado en el año 820 a la iglesia de Santa Cecilia en . se encuentra aquí, rodeada de frescos del siglo VSan. Cecilia. La tumba original de er siglos. Contiene la Cripta de los Papas que guardaba las reliquias de siete papas mártires del siglo III

Catacumbas de Domitilla

Este cementerio subterráneo se extiende por 17 km y está distribuido en cuatro niveles diferentes. Es una de las catacumbas más antiguas y extensas de Roma. Situado a sólo 300 m de las catacumbas de Calissto, en realidad está muy lejos de la Via Appia Antica. Este complejo alberga diferentes tipos de sepulcros, entre ellos el loculus (un nicho de enterramiento individual), el arcosolio (un panteón familiar para los ricos familias), cubiculum (un nicho arqueado utilizado como lugar de sepultura para hasta 15 restos) y el hipogeo presenta una estructura laberíntica que se despliega bajo la tierra de manera sorprendente.

Entre sus pasillos y cámaras, se encuentran los «columbarios», espacios destinados a la inhumación de urnas cinerarias, y el «arcosolium», una estructura arqueada utilizada como sepultura colectiva. Además, este complejo alberga el «criptoportico», un espacio subterráneo que servía como pasillo funerario y el «cubiculum», un nicho que funcionaba como lugar de descanso final para múltiples individuos.

Muchas de las tumbas, especialmente las del primero y el segundo siglos, eran paganos. De hecho, algunas de las cámaras funerarias revelaron frescos de inspiración pagana y cristiana.

El complejo también cuenta con Chiesa di SS Nereus e Achilleus, una 4. Iglesia del siglo XIX dedicada a dos soldados romanos martirizados por Diocleciano.

Catacumbas de Priscila

Ubicada en el extremo norte de Roma, en la antigua calzada romana de Via Salaria, Catacombe di Priscilla cuenta con 13 km de túneles subterráneos. Estas son las catacumbas más antiguas y albergan frescos cristianos increíblemente bien conservados que brindan una visión increíble de la iconografía cristiana. Esto incluye las representaciones más antiguas conocidas de la Virgen y el Niño.

La Necrópolis del Vaticano

La necrópolis del Vaticano se encuentra debajo de St. Basílica de San Pedro y fue construida en la antigua carretera de Via Cornelia mucho antes de que se erigiera la Basílica sobre el lugar. Sirvió de cementerio a los primeros cristianos martirizados en el año 67 en el Circo de Nerón. Se convirtió en un lugar de peregrinación hasta que el emperador romano Constantino I decidió construir aquí la basílica en el año 319.

Las excavaciones arqueológicas de 1949 revelaron una necrópolis bien conservada. 22 de los mausoleos descubiertos están abiertos al público, incluido el Campo P. Esta pequeña área de 4×8 m está cubierta de mosaicos y la pared izquierda alberga un lóculo con restos humanos cubiertos con una tela de hilo de oro. Hay una inscripción en griego del año 160 que dice ‘Petro Eni’ y se traduce como Pedro está dentro.

Amplía tu conocimiento: Te invitamos a leer más artículos sobre lugares históricos de Italia:

Información de interés sobre las Catacumbas de Roma

Información de interés sobre las catumbas de roma

Clasificación

Tiempo recomendado

Menos de 1 hora

Mejor temporada

Agosto, Otoño, Primavera, Verano, Invierno

Cómo llegar a las catacumbas

  • En autobús: Tome el autobús 118 para llegar a Via Appia Antica o el autobús 218 a Via Ardeatina (que corre paralela a Via Appia Antica) para llegar a las catacumbas de San Sebastiano, San Calissto. y Domitila. Es importante señalar que el servicio de autobuses suele ser irregular en estas líneas. Tome el autobús 63, 83, 92 o 310 y bájese en Piazza Crati. Luego camina la distancia restante a pie.
  • En bicicleta o a pie: Otra opción para llegar a las catacumbas ubicadas a lo largo de Via Appia Antica es en bicicleta o a pie. El mejor día para hacerlo son los domingos, cuando la Vía está cerrada al tráfico. Infopoint Appia Antca alquila bicicletas a precios razonables. (Vía Appia Antica, 175)

Horario de apertura:

  • San Calisto: 9 a 12 hs. y 2 p. m. a 5 p. m. Cerrado los miércoles.
  • Domitila: de 9 a 12 horas. y 2 p. m. a 5 p. m. Cerrado los martes.
  • Priscila: de 9 a 12 horas. y 2 p. m. a 5 p. m. Lunes cerrado
  • San Sebastián: de 10 a 16.30 horas. Domingos cerrado.

Entradas: Consulta los precios de las entradas para cada sitio. Descuentos disponibles para grupos. Visitas guiadas disponibles.

Duración de la visita: Aproximadamente 40 minutos.

¡Calificación!

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Deja un comentario