fbpx Saltar al contenido

7 Cosas que debes saber antes de visitar Monte Albán, Oaxaca

visitar Monte Albán Oaxaca
Inicio » México » Oaxaca » 7 Cosas que debes saber antes de visitar Monte Albán, Oaxaca

Tiempo de lectura: 6 minutos

Visitar Monte Albán, Oaxaca: Una vez que la capital de la civilización zapoteca, la antigua ciudad de Monte Albán, al menos lo que queda de ella, todavía domina el Valle de Oaxaca. Uno de los sitios arqueológicos mejor conservados y culturalmente más ricos de México, presenta restos de palacios y templos, plataformas empinadas, una cancha de pelota y un observatorio con excelentes vistas de los pequeños pueblos en los valles circundantes, además de montañas distantes y la vibrante ciudad debajo. .

Habitada por más de 1500 años, Monte Albán fue el hogar de una diversidad de pueblos antiguos, desde los olmecas hasta los zapotecas y los mixtecos, pero floreció durante el tiempo que fue la capital de la civilización zapoteca entre 500 a. C. y 850 d. C. Abandonada mucho antes que los españoles Al llegar a la zona, los monumentos de la antigua ciudad siguen siendo testigos de su larga historia.

No importa cuál sea el motivo de su visita a la ciudad de Oaxaca, debe incluir un recorrido por las ruinas en la cima de la colina. Aunque suele estar ocupado, el sitio no se llena, por lo que tendrá una visita agradable donde quiera que vaya.

Antes de visitar Monte Albán, Oaxaca debes conocer esto

¿Dónde está Monte Albán?

Dónde está Monte Albán

Designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, Monte Albán se asienta sobre una colina de 1300 pies de altura en el Valle de Oaxaca, una depresión entre la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre del Sur en el estado de Oaxaca.

A solo unas pocas millas del centro de Oaxaca, el autobús urbano sube la montaña. Se tarda unos 30 minutos. Pero abundan los taxis, y si prefiere no tener que lidiar con la búsqueda de su camino a través de las estaciones de autobuses, puede encontrarlos alineados en el centro de la ciudad. O señale uno en cualquier esquina de la calle.

Consejo profesional: a menos que les pida que lo esperen, los taxistas lo dejan en el sitio y se van, llevando a otros visitantes de regreso a la ciudad. Para volver, tendrás que atrapar a otro que acaba de mencionar a alguien. Si quieres que tu conductor te espere, no olvides preguntar.

Otra opción para llegar a las ruinas es tomar un transbordador; puede reservar uno en su hotel o en la oficina de transporte en el Zócalo. O bien, realice una visita guiada. Esta es una idea especialmente buena si hablas español y quieres una perspectiva local. Su hotel puede organizar un recorrido para usted, o puede encontrar un guía local en el centro de Oaxaca.

La Importancia De Monte Albán: Un Centro Cultural Y Económico Precolombino

La Importancia De Monte Albán

Uno de los sitios arqueológicos más estudiados de México, Monte Albán fue un gran centro social y cultural, la capital de la antigua civilización zapoteca. Los descendientes de los zapotecas todavía viven en la zona, aunque abandonaron su antigua ciudad capital alrededor del año 850 dC, siglos antes de la llegada de los españoles.

Sentado en lo alto de los valles poblados que lo rodean, Monte Albán es un sitio muy visible. Lo más probable es que se usara para ceremonias y grandes eventos, en lugar de residencias permanentes, ya que la fuente de agua más cercana está a cuatro millas de distancia. Incluso en ruinas, sus imponentes estructuras y arquitectura a gran escala aún inspiran asombro. Al caminar por el sitio, no puede evitar preguntarse cómo los antiguos los construyeron para resistir siglos en el área propensa a terremotos.

Comience su visita en el museo

Un pequeño museo en la entrada de Monte Albán exhibe algunos artefactos del sitio. Las exhibiciones incluyen algunas de las losas de piedra tallada llamadas danzantes (verá más afuera), cerámica, pequeñas esculturas y reliquias encontradas en tumbas en el sitio.

Caminar por sus habitaciones te da una idea de la historia, la cronología y las estructuras que verás mientras recorres la ciudad antigua.

Explora La Gran Plaza

Explora La Gran Plaza-visitar monte albán oaxaca

Más allá del área de entrada, seguirá un sendero ligeramente cuesta arriba hasta el área principal del sitio, conocida como la Gran Plaza, que alguna vez fue el centro de la ciudad. Tómese un momento para disfrutar de la vista del sitio y de los valles de abajo.

Al ingresar a la plaza desde su borde noreste, la mejor manera de explorarla es caminar en el sentido de las agujas del reloj a través del lado este hacia el borde sur, deteniéndose en las estructuras centrales y luego dando vueltas hacia el lado oeste.

Si sigues este camino, la primera estructura que verás es la cancha de pelota, donde los antiguos jugaban su juego, que además de ser un deporte tenía un significado religioso.

A medida que continúe su recorrido, encontrará una serie de estructuras y plataformas con amplias escaleras. Después de una parada, camina hacia el centro de la plaza. Aquí encontrarás el Palacio, un grupo de edificios que rodean un patio y, más allá, el Observatorio.

Con forma de flecha que apunta al suroeste, el Observatorio presenta losas de piedra identificadas como piedras de conquista incrustadas en sus paredes. Representan nombres de lugares, a veces acompañados de cabezas al revés y más escritura. Estos son los nombres y representaciones de los lugares que Monte Albán conquistó durante su apogeo. Los arqueólogos identificaron algunas de estas ciudades y, en un caso, confirmaron la conquista.

Continuando, llegarás al extremo sur de la Gran Plaza y la Plataforma Sur. Para llegar a la cima, se deben subir escaleras. Aparte de una gran vista de la plaza, te pierdes poco si te saltas la subida. En cambio, deténgase para admirar las estelas talladas incorporadas en su base y continúe.

Los Danzantes De Monte Albán

los danzantes de monte alban

Rodeado por dos pirámides, llegarás al sitio más famoso de Monte Albán. Pasada la primera pirámide, se llega a la Galería y edificio Danzantes, el lugar más interesante del sitio. Aquí se encontraron alrededor de 300 de las losas de piedra, llamadas danzantes, y algunas de ellas aún se encuentran en sus lugares originales. Algunos se incorporan a las paredes del edificio; otros están de pie a su alrededor.

Nos gustaría que también visitaras: Mejores Lugares para Visitar en la Ciudad de Guanajuato.

Aunque el nombre sugiere que las losas de piedra representan bailarines, esta idea ha sido desacreditada en los últimos años. Hoy, la teoría aceptada es que los “bailarines” son víctimas de sacrificio o prisioneros de guerra; sus cuerpos se muestran distorsionados y mutilados por la tortura. No importa lo que veas en ellos, siguen siendo interesantes desde un punto de vista artístico.

Explora la Plataforma Norte

Pase la segunda pirámide que rodea a los danzantes y volverá a la Plaza Norte. Una gran escalera reconstruida conduce a la cima. En su parte inferior, verás la Estela 9, un obelisco tallado en los cuatro lados. Casi tan grande como la Gran Plaza, la Plataforma Norte presenta un área ceremonial que incluye un altar.

Puede evitar subir las escaleras caminando por donde ingresó por primera vez a la Gran Plaza y subiendo una colina al costado de la plataforma. Desde aquí, puedes salir del sitio o caminar hacia las tumbas.

Las Tumbas De Monte Albán

Las Tumbas De Monte Albán

Si todavía tiene energía y desea visitar algunas de las tumbas de Monte Albán, siga el sendero desde el extremo norte de la Plataforma Norte. Es un paseo agradable, parte del cual está sombreado por árboles maduros, y puedes encontrar algo de soledad en este lado ya que pocos visitantes regresan tan lejos. Verás algunas tumbas, pero todas están cerradas, así que no puedes entrar. Sus artefactos están en museos fuera del sitio.

Consejo profesional: deténgase en el museo nuevamente al salir. Después de ver el sitio, las exhibiciones adquieren un nuevo significado.

Consejos e información práctica de Monte Albán

Incluso si no escala ninguna de las estructuras y decide quedarse en la Gran Plaza, tendrá que caminar un poco, así que use zapatos cómodos para caminar.

Por lo general, es cálido y húmedo en Oaxaca y sus alrededores, sin importar cuándo vayas, así que vístete con ropa ligera. La mejor época para visitar es en invierno, cuando las temperaturas son más bajas y el clima es más agradable. En verano puede hacer mucho calor y es más probable que llueva, pero los alrededores son más verdes.

No importa cuándo vayas, no encontrarás mucha sombra, por lo que necesitas un sombrero, protector solar y agua. Si olvida un sombrero, compre uno en la entrada antes de comenzar a explorar el sitio. Valdrá la pena.

Consejo profesional: dado que la entrada del domingo es gratuita para los ciudadanos y residentes mexicanos, suele ser el día más ocupado en Monte Albán. Aunque lo más probable es que el sitio no se sienta abarrotado ya que es muy grande y abierto, si desea compartir las vistas con menos visitantes, vaya a mitad de semana.

Configuración