fbpx Saltar al contenido

Día de Muertos en México ¡Una Tradición Ancestral!

celebración Día de Muertos en México
Inicio » México » Día de Muertos en México ¡Una Tradición Ancestral!

Tiempo de lectura: 6 minutos

El hermoso país México estalla en celebraciones llenas de danza, arte y calaveras durante dos noches cada año. El Festival del Día de Muertos 1 y 2 de noviembre en realidad cobra vida meses antes con preparativos para superar lo que se hizo el año pasado, para conmemorar mejor, para expresar la hermosa muerte tal como la vive la cultura mexicana. Conoce como se celebra el Día de Muertos en México.

Día de muertos 1 y 2 de noviembre: fiesta de los muertos

Mientras las familias individuales lavan y atienden las tumbas de sus seres queridos el 1 de noviembre, el festival es un evento comunitario alegre. Por ejemplo En la Plaza del Centro Cultural, de California Sur, familias y grupos se reúnen para crear altares en honor a los difuntos o figuras históricas mientras compiten por premios. Sus altares pueden incluir recuerdos de la vida del difunto, comidas favoritas, ropa y siempre una imagen. Las flores de colores, especialmente las caléndulas, y las velas se organizan para lograr un efecto artístico. Las compañías de danza folclórica practican y preparan elaborados disfraces, para llegar mejor al público desde el amplio y profundo escenario de la plaza del Teatro de la Ciudad. Se reclutan músicos, cantantes y celebridades locales para animar a la multitud y también hay comediantes. Algunos años, retratan personajes amados e inadaptados para invocar carcajadas de jóvenes y mayores.

Cada noche, 1 y 2 de noviembre, tiene su propio cartel. Pero antes de que todos los ojos se vuelvan hacia el escenario, la plaza se llena de visitantes que miran los altares con los ojos, maravillándose con la exhibición de arte y las instalaciones más grandes. Los vendedores selectos de alimentos ofrecen pan y dulces del Día de Muertos, tal vez tamales y atole, pero este no es un evento para amantes de la comida, por lo que es mejor cenar antes de asistir. Maquilladores instalados cerca del escenario para decorar a los participantes.

dia de muertos celebrada en México

La noche avanza con anuncios y actuaciones hasta que las Calaveras y Catrinas son llamadas al escenario una por una en una presentación formal ante la multitud. Vistiendo números, emergen de las sombras para cruzar y coquetear, girar y pavonearse. Una mujer vestida con sencillas telas campesinas lleva una escultura de un corazón humano y la empuja hacia la multitud mientras murmuran y aplauden. Los jinetes desmontados se pavonean y asienten majestuosamente hacia sus súbditos. Caminando en zancos con botas o calzando enormes tacones, mujeres u hombres vestidos como tales se esfuerzan por dominar el amplio escenario con imperio.

Este desfile y la votación se llevan a cabo durante dos noches y los ganadores se anuncian el 2 de noviembre. Las multitudes comienzan a reunirse alrededor de las 6 p. m. y todos pueden asistir de forma gratuita.

¿Por qué noviembre?

En la cultura mexicana, se cree que el velo entre los vivos y los muertos es más delgado en este momento. Puede ser un legado de los católicos españoles que observaron diligentemente el Día de los Muertos el 1 de noviembre. Ciertamente, no tiene nada que ver con la tradición norteamericana de Halloween, salvo quizás para disfrazarse. Durante estos días las familias creen que los fantasmas están cerca. Si lo encuentra escalofriante, mire la película Coco, donde Disney retrata las tradiciones anhelantes y amorosas con colores brillantes y música.

¿Quiénes son las Catrinas y las Calaveras?

las catrinas-día de muertos

La Flaca, la encarnación de la muerte, es una mujer según la cultura histórica de México. Tiene muchos nombres, pero la mayoría la conoce como La Catrina (la dama elegante). Ella acompaña a los muertos al otro lado y los reúne con sus seres queridos para que puedan pasar la eternidad juntos. Los trajes no son específicamente mexicanos, sino que derivan satíricamente de un artista popular que se burló de las clases altas mientras imitaba a la aristocracia española durante el reinado de Porfirio Díaz a fines del siglo XX. José Guadalupe Posada creó el personaje demacrado y la ilustró con ropa elegante, a menudo bailando o tocando instrumentos musicales.

Configuración