Columnas de San Lorenzo: Reliquias del pasado Imperial Romano

Las Columnas de San Lorenzo pueden no ser el monumento más popular de Milán. Dicho esto, las Colonne di San Lorenzo, como las conocen los lugareños, son uno de esos lugares que vale la pena visitar, si no por su espectacularidad, sí por su singularidad. En cualquier viaje hay puntos de interés que destacan por un motivo u otro, y estas columnas lo hacen porque son unas de las pocas ruinas romanas que permanecen en la ciudad.

Su elegante silueta sólo es comparable a la grandeza de las piezas que se alzan en todo su esplendor frente a la Basílica de San Lorenzo Maggiore, la iglesia más antigua de Milán

Situadas a sólo unos metros del corazón de la ciudad, las columnas de San Lorenzo también actúan como lugar de encuentro, por lo que podrás Experimenta la vida nocturna de Milán. Bares, tiendas y restaurantes se encuentran repartidos por la zona, que se encuentra a sólo unos minutos de lugares emblemáticos como la Piazza del Duomo y el Palacio Real de Milán.

Columnas de San Lorenzo: un poco de historia

Aun a riesgo de sufrir el síndrome de Stendhal que amenaza incluso al viajero más experimentado, hablar de Italia es hablar de historia y arte en cada esquinaRoma o Venecia encabezan la lista de lugares que cuentan con un amplio patrimonio, Milán tiene suficiente encanto para cautivar a cualquiera.

Las Columnas de San Lorenzo son un buen ejemplo de esto y, con la excepción de lugares de visita obligada como el Duomo, el Castello Sforzesco, el El Cementerio Monumental, o Pinacoteca Ambrosiana, son una pieza clave de la historia local. Su importancia se remonta a la época del Imperio, cuando formaban parte de un templo o terma romana que data aproximadamente del siglo II.

Coincidiendo con la construcción de la basílica de San Lorenzo Maggiore, la fila de 16 columnas corintias fueron trasladadas a su ubicación actual. Fue entonces cuando pasaron a formar parte de un antiguo conjunto arquitectónico que unía la propia iglesia con la Via Ticinensis, hacia la vecina localidad de Pavia.

Los acontecimientos históricos, incluido un nuevo plan urbanístico y los efectos de la Segunda Guerra Mundial, llevaron a la eliminación de las casas antiguas de alrededor de la basílica, hasta la columnata. Una vez despejada esta zona, el espacio central frente a la iglesia se convirtió en el hogar de una estatua del Emperador Constantino (una copia de la original romana) , mientras que el área alrededor de las columnas de San Lorenzo se convirtió en una gran zona verde conocida hoy como Parque de las Basílicas o Parco Papa Giovanni Paolo II.

Qué ver cerca de las Columnas de San Lorenzo

Qué ver cerca de las Columnas de San Lorenzo

El barrio de Navigli alberga este monumento, pero entre sus calles llenas de boutiques, bares y vida nocturna, también hay espacio para muchas otras atracciones. Tomando la columnata como punto de referencia, otros lugares que merecen una visita son la basílica paleocristiana de Sant’Eustorgio y el arco triunfal del siglo XIX en la Piazza XXIV Maggio, así como sus museos, escaparates… ¡e incluso canales!

Basílica de San Lorenzo Mayor

El telón de fondo de la Colonne di San Lorenzo es una de las iglesias más antiguas de la ciudad. En el momento de su construcción, se consideraba uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura occidental y, como era de esperar, su interior es una impresionante mezcla de mausoleo, iglesia y palacio.

Porta Ticinese

Los restos de las antiguas murallas medievales todavía están presentes en Milán. A pocos metros de las columnas todavía se puede ver la Porta Ticinese (también conocida por los lugareños como Porta Cicca), cuyo origen se remonta al siglo XII. siglo.

Los canales de Milán

Casi 300 kilómetros separan Venecia de Milán, pero Milán también tiene canales. Naviglio Grande y Naviglio Pavese, nombre de los canales de Milán, son otros de los lugares que debes incluir en tu itinerario cuando visites las columnas de San Lorenzo. Aunque perdieron su función original hace casi cien años, hoy ofrecen una preciosa ruta con multitud de opciones de ocio y gastronomía, además de paseos en barco.

Amplía tu conocimiento: Te invitamos a leer más artículos sobre lugares históricos de Italia:

Ambiente inolvidable

Ambiente inolvidable

¿Viajas a Milán con amigos? Entonces estás de suerte. Las Columnas de San Lorenzo no son sólo una parada obligada en tu recorrido por el patrimonio histórico de la ciudad. Como parte del legado histórico del Imperio Romano, deben figurar en el itinerario de cualquier viajero, pero si también estás buscando formas de fiesta en Milán, son imprescindibles en tu viaje.

El área alrededor de la Colonne di San Lorenzo es un punto de encuentro para muchos jóvenes de la ciudad, especialmente por la noche y los fines de semana. Más allá del monumento, este ambiente juvenil y agradable acoge un gran número de locales ideales para tomar un aperitivo italiano, un café e incluso unas copas si te apetece. Esto es algo que puedes adaptar a tu viaje y a tus intereses.

Admirar las imponentes columnas a la luz de la luna te dará una vista perfecta de esta zona, donde ver la Basílica de San Lorenzo Maggiore iluminada por la noche también hace que valga la pena visitarlo. Si viajas a Milán en verano, quizás incluso tengas la oportunidad de disfrutar de alguno de los eventos o conciertos que tienen lugar en el vecino Parque de las Basílicas. ¿Qué más se puede pedir?

Información importante sobre las Columnas de San Lorenzo

Clasificación

Tiempo recomendado

1 a 2 horas

Mejor temporada

Otoño, Primavera, Verano, Invierno

¡Calificación!

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación / 5. Recuento de votos:

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Deja un comentario